Sufre EU sangriento inicio de año con 39 asesinatos por violencia armada

WASHINGTON, EU.- La población estadounidense ha sido golpeada por una serie de matanzas en las primeras semanas de 2023. Durante las celebraciones del Año Nuevo Lunar 11 personas murieron durante un tiroteo en un salón de baile, en Monterey Park. Siete agricultores chinos e hispanos fallecieron en Half Moon Bay, California. Un ataque acabó con la vida de seis personas entre ellas, una joven madre y su bebé.

Este año ha tenido un inicio sangriento con 39 personas asesinadas en seis sucesos desde el 4 de enero, cuando un hombre de Utah mató a tiros a su esposa y sus cinco hijos antes de suicidarse. Los datos han sido recopilados por The Associated Press, USA Today y Northeastern University.

Según la base de datos, desde 2006, un total de 2 mil 793 personas han perdido la vida en matanzas, donde mueren cuatro o más personas, sin incluir al asesino.

Half Moon Bay sufría la matanza de los agricultores cuando los californianos apenas procesaban la masacre del fin de semana en el club de baile en Monterey Park, una comunidad asiática-estadounidense en el extremo oriental de Los Ángeles.

Los estadounidenses han aprendido a lidiar con tiroteos en casi cualquier parte: iglesias, supermercados, conciertos, oficinas e incluso dentro de las viviendas. El odio racista, rencores, secretos de familia o conflictos entre compañeros de trabajo, suelen aparecer entre las causas generadoras de la violencia armada.

La tragedia del sábado en la noche en Monterey Park dejó como saldo 11 personas muertas y otras nueve con heridas. Un hombre de 72 años abrió fuego en un salón de baile horas después de que miles de personas llenaron las calles cercanas para recibir el Año Nuevo Lunar. El agresor fue encontrado sin vida al día siguiente, la policía señaló suicidio como la causa del deceso.

Mientras que el sospechoso del crimen en Half Moon Bay, de 67 años, fue arrestado en el estacionamiento de una estación policial. Los detectives no han determinado el motivo de la matanza en ambos casos.

“No hemos ni siquiera tenido tiempo para llorar a los que perdimos en la terrible matanza en Monterey Park. La violencia armada debe cesar”, expresó Dave Pine, presidente de la junta de supervisores del condado San Mateo. “No podemos seguir tolerando este status quo”.

Vanguardia.com.mx