Frenaron extradición de “El Gato” a los EU, uno de los delincuentes más buscados por el FBI

La extradición a Estados Unidos de José Rodolfo Villarreal, alias El Gato, fue frenada por un juez federal, quien le otorgó una suspensión provisional para que no sea entregado a las autoridades del país vecino, pese a que es uno de los 10 fugitivos más buscados por la Oficina Federal de Investigación (FBI, por sus siglas en inglés).

El titular del Juzgado Sexto de Distrito de Amapo en materia penal, Juan Mateo Brieba, indicó que con la medida cautelar otorgada, el capo permanecerá en el reclusorio Sur donde se encuentra recluido, luego de que le dictaran prisión preventiva tras su detención.

Será el próximo 16 de enero cuando se lleve a cabo la audiencia incidental en la que se determinará si Rodolfo Villarreal recibe la suspensión definitiva contra su extradición. En tanto, las autoridades estadounidenses cuentan con un plazo de 60 días para que presenten la solicitud formal, con la cual podría ser entregado al país de las barras y las estrellas.

José Rodolfo fue detenido el pasado fin de semana en la alcaldía Venustiano Carranza de la Ciudad de México, en un operativo en el que participaron elementos de la Agencia estatal de Investigación de Nuevo León y de la Coordinación Nacional Antisecuestro. Los delitos por los cuales era buscado son asociación delictuosa para perpetrar homicidios y acecho interestatal.

El Gato ha sido identificado como jefe regional del cártel de los Beltrán Leyva en San Pedro Garza García, Nuevo León, donde se presume supervisaba el tráfico de droga. Además de ello, el FBI lo incluyó en su lista de los 10 fugitivos más buscados y ofrecía una recompensa de un millón de dólares a cambio de información que llevara a su captura.

Los hechos por los cuales era requerido por el FBI ocurrieron el 22 de mayo de 2013 en Southlake, Texas. De acuerdo con las indagatorias, se presume que habría participado en el asesinato por encargo de un hombre de 43 años. Cinco años después, en junio de 2018, se emitió una orden judicial federal para arrestarlo por acecho interestatal.

La víctima de estos sucesos era Jesús Guerrero Chapa, abogado del exjefe del Cártel del Golfo, Osiel Cárdenas Guillén. Según la Fiscalía del Distrito Norte de Texas, al momento de su asesinato se encontraba junto a su esposa al interior de su vehículo, estacionado en un centro comercial.

De manera extraoficial se indicó que El Gato culpaba a Guerrero Chapa por el asesinato de su padre perpetrado en 2011, por lo que se presume habría contratado a sicarios para que lo mataran. En la muerte del abogado también estuvo involucrado su hermano, Ramón Villarreal Hernández, alias El Mon.

El Mon fue detenido en 2018 en Monterrey, Nuevo León, y posteriormente fue extraditado a Estados Unidos, donde se declaró culpable de acecho interestatal en 2021. Por ello, recibió una sentencia condenatoria de 10 años de prisión.

Según informes de inteligencia mexicana, citados por Breibart News en noviembre de 2018, El Gato fue agente de la Policía Federal y parte de su carrera la realizó en Sonora. En dicha entidad aprendió tácticas policiales avanzadas, así como técnicas de vigilancia. Al ser parte de la dependencia de seguridad, Villareal Hernández desarrolló una red de contactos con fuerzas del orden para hacerse de protección. Posteriormente haría su incursión en el crimen organizado.

Infobae.com