Armas de Rumania y EEUU: este es el arsenal que escondía “El Neto” en su celda del Cereso de Ciudad Juárez

La reciente fuga de 30 reos del Centro Estatal de Reinserción Social (Cereso) No. 3 de Ciudad Juárez, Chihuahua, no sólo reveló la brutalidad con la que opera el grupo criminal de Los Mexicles, sino que hizo evidente la red de corrupción en el sistema penitenciario estatal.

Después del ataque en el que murieron 17 personas —10 custodios y siete reclusos—, las autoridades federales lograron inspeccionar las celdas del penal. El principal hallazgo fue el arsenal que escondía Ernesto Alfredo Piñón de la Cruz, El Neto, líder de la organización delictiva.

Según reportaron elementos de las Fuerzas Armadas a El Diario, El Neto y sus compañeros tenían las armas necesarias para doblegar a los oficiales de la prisión en el momento que así lo desearan.

“Tenían un arsenal, no se habían escapado porque no querían e hicieron resistencia en dos áreas al momento de que ingresamos tras la balacera de esta mañana”, comentó un informante del Noveno Regimiento Caballería Motorizado.

Tras una inspección de las fotografías que desvelaron el armamento en poder del jefe de Los Mexicles, fuentes especializadas en el análisis de estos artefactos detallaron el origen y el tipo de rifles, pistolas y escopetas que resguardaba El Neto.

Entre estos se encontraba un fusil de francotirador PSL-54C, también conocido como FPK Dragunov, manufacturado por la empresa Fabrica de Arme Cugir (F.A. Cugir), ubicada en Rumania.

La producción de este francotirador comenzó en 1974 y continúa hasta la fecha. Su proliferación se debe, principalmente, a su durabilidad y facilidad de uso. Se presume que es un arma frecuentemente encontrada en zonas como Irak, debido a su resistencia a la arena y otros residuos.

Otro rifle fabricado por la misma compañía rumana que fue encontrado en la celda del Neto fue un Underfolder AK-47 calibre 7.62 x 39. Los cartuchos utilizados para esta arma fueron diseñados en tiempos de la Segunda Guerra Mundial y, aunque no tienen una gran letalidad y alcance, es uno de los más utilizados debido a su ligereza y tamaño (5,5 centímetros de largo, aproximadamente).

La gran mayoría del armamento hallado al interior del Cereso No. 3 de Ciudad Juárez era de origen estadounidense, según fuentes especializadas radicadas en Los Ángeles.

Destacaron, por ejemplo, dos escopetas del fabricante Mossberg, con sede en North Haven, Connecticut. El Neto poseía un ejemplar de la serie 500, introducida en el mundo de las armas en la década de 1960. Una de sus principales características es que sus modelos cuentan con cañones intercambiables y son fáciles tanto de limpiar como de mantener, pues están pensadas para condiciones arduas de batalla.

Por otro lado está la Mossberg 590 Tactical, perteneciente a una serie que apareció en los ochentas y fue adoptada por el Ejército estadounidense para operaciones de combate. Se considera una de las escopetas más resistentes que circulan en el mundo.

A la lista de suministros bélicos que tenía el líder criminal dentro de la cárcel se suman los rifles AR-556 de Ruger y AR-15 de Del-Ton, ambos fabricados en EEUU.

El primero puede utilizar por igual cartuchos .223 Remington y 5,56 de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y su precio, en la tienda oficial del fabricante, supera los mil dólares en cualquiera de los modelos.

Respecto al fusil de Del-Ton, presumiblemente es un AR-15 de la línea ECHO, una opción más económica que el anterior y que utiliza cartuchos del mismo calibre, lo cual lo vuelve muy versátil y adecuado, según la propia empresa, “para aquellos con un ojo exigente”.

Entre las armas largas que encontraron las fuerzas federales en el centro penitenciario resaltó una carabina semiautomática que aparentemente sería originaria de Yugoslavia. Se trata de la Zastava M59/66, una versión yugoslava del rifle SKS que fue utilizada por los militares durante los enfrentamientos que culminaron con la disolución de aquella república.

Se presume que durante el tiempo en que fue fabricada (entre 1961 y 1980, aproximadamente) se produjeron alrededor de 250 mil ejemplares. Uno de los aspectos más distinguidos de este fusil, al menos durante la época en que se mantuvo en circulación, era una montura de bayoneta que servía también como soporte para la mira delantera y la mira de un lanzagranadas plegable, lo que la hacían un arma inusual.

Considerando las armas de menor longitud halladas en el centro penitenciario juarense, sobresale el subfusil FN PS90, fabricado en EEUU por la sede americana de Fabrique Nationale (FN) Herstal, una compañía establecida en Bélgica.

Este es una versión semiautomática “apta” y disponible para civiles del original FN P90, elaborado desde 1990 como un arma de defensa personal cuyo uso, actualmente, está restringido a los miembros del Ejército de EEUU. El modelo encontrado en la celda del Neto es parte de la serie que comenzó a producirse en 2005.

El nombre de esta arma se deriva de las iniciales de la compañía que lo distribuye y de la década en que fue incluida en el mercado bélico.

Finalmente, se reportó que el cabecilla de Los Mexicles también contaba con una pistola MAC (Military Armament Corporation) 11 de 9 milímetros confeccionada por MasterPiece Arms (MPA), una compañía relativamente nueva en la industria. MPA nació en el año 2000 y en las últimas dos décadas se han dedicado a ampliar y perfeccionar sus modelos gracias a la utilización de estos en competencias de tiro de alto nivel.

Una de las principales especificaciones de la MAC 11, conocida como una “pistola ametralladora”, es su capacidad para vaciar el cargador de 32 cartuchos en menos de dos segundos. Esto, lejos de ser considerado una ventaja, lo convierte en un instrumento difícil de utilizar, pues se necesita una gran precisión para controlar la cadencia y el retroceso.

No hay rastros de los reos que salieron del penal

Después de tres días de búsqueda, las autoridades no han podido localizar a ninguno de los presos que escaparon del Cereso No. 3 de Ciudad Juárez en compañía del Neto. Ante tal situación, el Gobierno de Chihuahua difundió recientemente las fichas con algunos datos de los evadidos.

Aunque en el documento oficial no se especificó el grado de amenaza de Ernesto Alfredo Piñón de la Cruz, ha sido identificado incluso por funcionarios estatales como un criminal altamente peligroso e incluso “desalmado”.

Infobae.com