Riña entre grupos contrarios de reos en penal de Chiapas dejó más de 10 heridos

El mismo día que se reportó la muerte de 14 personas y la fuga de 24 reos del Centro Estatal de Reinserción Social (Cereso) No. 3 de Ciudad Juárez, Chihuahua, al otro lado del país se registró una riña en el Centro Estatal de Reinserción Social para Sentenciados (Cerss) número 17, “El Bambú” de Catazajá, en el estado de Chiapas.

Este otro enfrentamiento entre policías y prisioneros dejó como saldo a una persona herida de gravedad por arma punzocortante y cerca de 10 personas con lesiones menores como golpes.

Los hechos ocurrieron cerca de las 15:00 horas del primero de enero, cuando estaba por finalizar el horario de visitas del centro penitenciario. Supuestamente las personas que se encontraban ahí comenzaron a escuchar gritos de parte de los reos y posteriormente se cerraron las puertas del penal, dejando a algunos visitantes que se dirigían a la salida encerrados momentáneamente.

Entre los disturbios, los custodios separaron y resguardaron a uno de los presos que presentaba una lesión en el abdomen, la cual habría sido realizada por un arma punzocortante “hechiza”. De inmediato lo trasladaron al Hospital General para que recibiera atención especializada y los médicos lo pusieran fuera de riesgo.

Hasta el Cerss acudieron elementos de la Guardia Nacional (GN) y de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), quienes tomaron el control del enfrentamiento, mientras los oficiales del Cerss montaron guardia policiaca retirando del lugar a los familiares de internos que aún se encontraban en el lugar para evitar que pudieran ser tomados como rehenes.

Según los primeros reportes, la riña habría sido entre bandas rivales ubicadas en el tercer piso del Centro de Reinserción Social, quienes rompieron los candados de dos portones localizados antes del acceso principal del centro penitenciario.

Asimismo, los familiares de reos que habían ido de visita se quedaron al exterior del centro penitenciario para estar al pendiente del saldo de heridos y descartar que los suyos estuvieran en peligro. Por su parte, personal de Protección Civil estuvo atento a cualquier emergencia.

“Nos sacaron a todos y gritaban que habláramos al 911, salió uno de los custodios y se llevó a uno de los apuñalados, todos los familiares del tercer nivel nos quedamos afuera, se escuchaban gritos de los presos que los dejaran salir”, indicó para Milenio Leonor, una familiar de los internos que acababa de hacer una visita acompañada de sus hijos.

Cerca de las 18:00 horas, los oficiales contuvieron el intento de motín; volvieron a establecer el orden e hicieron el pase de lista uno por uno para dar a conocer el resultado de la riña, en donde cerca de 10 internos tuvieron golpes en el cuerpo.

Esta riña se reportó el mismo día que la ocurrida en Chihuahua, la cual dejó como saldo a 14 muertos, de entre ellos 10 eran custodios y cuatro reos, así como 24 reos fugados, así como a cinco detenidos. También hubo 13 lesionados.

Tras un operativo por cielo y tierra implementado por las autoridades, se decomisaron 17 armas largas, cuatro armas cortas, diversos vehículos, equipo táctico, más de 990 cartuchos útiles.

Entre los reos que se fugaron estuvo Ernesto Alfredo Piñón de la Cruz, El Neto, cabecilla del grupo criminal Los Mexicles, brazo armado del Cártel de Sinaloa.

Infobae.com