Denuncian extorsiones de policías estatales en vía corta a Parral

Satevó.- Los choferes de este tipo de servicios de alquiler que transitan diariamente en la ruta Parral-Chihuahua aseguran que están siendo víctimas de extorsiones por parte de la Policía Estatal.

Relatan que cada vez que llegan al punto de control que se ubica en Satevó es necesario pagar entre 100 y 200 pesos según sea el caso.

Se trata específicamente de tres elementos los que recaban el dinero de cada carro y aseguran que los tienen ahí para garantizarle seguridad a los conductores.

Señalan que se encuentran ahí arriesgando su vida ya que el punto es muy peligroso debido a la presencia de un grupo delictivo y a pesar de ello, hasta de noche trabajan.

Piden entre 100 y 200 pesos a nombre de la Gobernadora Maru Campos ya que es una cuota para garantizar seguridad en esa carretera.

Sin embargo, hay casos de choferes que les han pedido hasta 10 mil pesos a cambio de no quitarles el vehículo ya que el servicio de alquiler que están prestando es ilegal porque no cuentan con ningún permiso.

Los choferes están utilizando como estrategia pedirle al pasaje que se pongan su cubrebocas y si se les pregunta algo, digan que son familia y van a un viaje de trabajo a la ciudad de Chihuahua.

De esa manera tratan de disfrazar el servicio que están prestando para hacerse pasar como un viaje de familia.

Las unidades que están realizando las extorsiones se encuentran cerca de Satevó, en el entronque que lleva a las Vírgenes y es integrado por patrullas y agentes de la Policía Estatal

Con información de El Monitor de Parral.