‘El coronavirus no nos detendrá’: Mario Ramírez

Guachochi.- El ultramaratonista rarámuri Mario Ramírez dijo ayer vía telefónica desde la comunidad de Nogorachi, municipio de Guachochi, que el coronavirus no los detendrá en su carrera. “Mis hermanas, hermano y yo pensamos en continuar participando en ultramaratones tanto dentro como fuera del país cuando ya todo vuelva a la normalidad, primero Dios”, dijo Mario, el mayor de una familia compuesta por ocho hermanos.

Confirmó que este año tenían varios planes y uno de ellos era el ultramaratón de Los Cañones, que ya fue cancelado. “Prácticamente vamos a tener un año de inactividad, eso nos desanima y nos baja la guardia pensando en que ya todo terminó, incluso no hemos salido a correr a los cerros en todo este tiempo y de momento estamos guardados en casa, en mi caso no salgo del rancho, todo está acá muy tranquilo sin lluvias, pero aprovechando para sembrar maíz, que es temporada”, dijo Mario, de 29 años.

Encabeza Mario la legión de hermanos donde figura Lorena, de 25 años y quien ha llamado la atención de todo el mundo por su indumentaria originaria de sus raíces y sus brillantes resultados, y les siguen su huella los hermanos menores Juana, Talina y Antonio.

“Nos gustaría que nos volvieran a invitar a correr en el extranjero, nuestras experiencias han sido extraordinarias y quisiéramos repetirlas, pero de momento no tenemos invitación ni el apoyo para asistir”, aseguró el mayor de los Ramírez.

Inquietos y con mucha fortaleza han decidido que quieren ser ultramaratonistas de élite y representar dignamente a la Sierra Tarahumara. Mario recordó que “desde que éramos niños mi hermana y yo practicábamos.

Corríamos detrás de las chivas, de los borregos, ése era nuestro ejercicio. Todas las mañanas nos levantábamos y caminábamos de cuatro a seis horas, jugábamos ‘carreras de bola’ y, finalmente, por alguna u otra razón dimos con los maratones”.

“Ahora yo tengo mi propia casa, vivo con mi esposa y mis dos hijos; Lorena vive con su papá y su mamá, pero está un poco más alejada de la región en la que me encuentro”.

Con información de Código Trece